lo que creemos

Como iglesia nos adherimos a la Confesión Bautista de Fe de 1689

Las Escrituras

Creemos que las Escrituras del Antiguo y Nuevo Testamentos son la Palabra del Dios viviente, plena y verbalmente inspiradas por Dios, sin error en los manuscritos originales. Son la revelación completa de Dios y de su autoridad suprema y final en todo asunto de vida y fe. (2 Timoteo 3:16-17; 2 Pedro 1:21; 3:16; Juan 14:26; 16:12-13; 1 Timoteo 5:18).

Dios

Creemos que hay un solo Dios que existe eternamente en tres personas: el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. Cada una de estas tres Personas posee la misma naturaleza y los mismos atributos y perfecciones de la deidad. (Deuteronomio 6:4; 1 Timoteo 2:5; 1Corintios 8:6; 1 Timoteo 1:17; Juan 15:26; Mateo 28:19; 2 Corintios 13:14).

Dios – El Padre

Creemos que Dios Padre es eterno, inmutable, todopoderoso, omnisciente, omnipresente, todo amor, completamente justo y perfectamente santo, soberano, gobernador y sostenedor del universo.¬† √Čl es Padre de nuestro Se√Īor y Salvador Jesucristo y Padre de todos los creyentes.¬†(G√©nesis 1:1;¬†Efesios 4:6;¬†Juan 1:12-13;¬†5:19-21;¬†Isa√≠as 40:21-28;¬†43:10-13;¬†46:8-11;¬†Romanos 8:14-16).

Dios – El Hijo

Creemos que Jesucristo es el eterno Hijo de Dios, quien en su encarnación  fue engendrado por el Espíritu Santo y concebido en la virgen María, uniendo su naturaleza divina con la naturaleza humana, y así sigue siendo verdadero Dios y verdadero hombre en una sola persona santa, impecable y para siempre. (Mateo 1:18-20; Lucas 1: 35; Juan 1:1-14; 1 Timoteo 3:16; Hebreos 7:26).

Dios РEl Espíritu Santo

Creemos en la personalidad y deidad del Esp√≠ritu Santo, El glorifica a Jesucristo y convence al mundo de pecado, de justicia y de juicio. √Čl, de una vez y para siempre, ilumina, regenera, santifica, capacita y conforta a cada creyente. Lo bautiza en el cuerpo de Cristo, sell√°ndolo con su presencia que habita permanentemente en √©l. El Esp√≠ritu Santo da poder para la vida, entendimiento de las verdades espirituales y orientaci√≥n para hacer lo correcto, a aquellos que cumplen con las demandas b√≠blicas de sumisi√≥n y total dependencia de Dios.¬†(Juan 16:7-15;¬†Efesios 4:30;¬†Romanos 8:9;¬†1 Corintios 12:13;¬†G√°latas 5:16;¬†Efesios 5:18;¬†1 Corintios 2:12,13;¬†G√°latas 5:25).

El hombre

Creemos que el hombre fue creado a la imagen de Dios y por un acto directo de √Čl. El hombre pec√≥ y, por lo tanto, incurri√≥ en el castigo de la muerte f√≠sica y espiritual, quedando de esta manera separado de Dios. Todos los seres humanos nacen con una naturaleza pecaminosa y son responsables de sus pensamientos, palabras y hechos.¬†(G√©nesis 1:28;¬†Romanos 3:23;¬†5:12;¬†6:23;¬†G√°latas 5:17-21).

La obra de Cristo

Creemos que la muerte de Cristo en la cruz fue un sacrificio propiciatorio y expiatorio, cumplido con el derramamiento de su sangre, su resurrecci√≥n corporal y su ascensi√≥n a la diestra del Padre. √Čl provee eterna salvaci√≥n, siendo el Salvador de todos los que creen. √Čl est√° ahora en el cielo como intercesor y abogado a favor de los creyentes, ejerciendo su liderazgo sobre la Iglesia.¬†(1 Timoteo 2:6;¬†1 Pedro 3:18;¬†1 Corintios 15:3-6;¬†1 Juan 2:1;¬†Hebreos 7:23)

La Salvación

Creemos que cada persona que reconoce y recibe al Se√Īor Jesucristo, por medio de la fe en su sacrificio y resurrecci√≥n, excluyendo cualquier obra humana, es declarada justa ante Dios basado en el sacrificio de Cristo. Por la soberana gracia de Dios es nacido de nuevo y llega a ser un hijo de Dios creado en Cristo Jes√ļs para buenas obras. Todos los redimidos son guardados eternamente¬†¬†y finalmente perfeccionados por el poder de Dios.¬†(Juan 1:12-13;¬†Romanos 3:21-28;¬†8:1;¬†¬†29-30;¬†34;¬†1 Corintios 5:17;¬†Efesios 2:8-10;¬†1 Juan 5:11.12).

La Santificación

Creemos que cada persona que est√° en Cristo es ya santificada, o sea, apartada para Dios, en cuanto a su posici√≥n ante √Čl. Dios ha provisto, mediante la obra de Cristo y el ministerio del Esp√≠ritu Santo, los medios para que el creyente pueda vencer el pecado y crecer en santidad. La santificaci√≥n del creyente no ser√° completa hasta el d√≠a de la redenci√≥n final.¬†(1 Corintios 1:2;¬†Romanos 6:6;¬†11-13;¬†G√°latas 5:16;¬†Efesios 1:7;¬†4:30;¬†1 Tesalonicenses 5:23;¬†1 Juan 3:2)

La Segunda Venida de Cristo

Creemos que el Se√Īor vendr√° por segunda vez en forma inminente, personal y corporal. √Čl vendr√° en las nubes a llevar a su Iglesia para estar con √Čl para siempre.¬†(Hechos 1:11;¬†Juan 14:3;¬†1 Tesalonicenses 4:15,¬†17;¬†Apocalipsis 3:10;¬†11:15;¬†19:11-16;¬†Deuteronomio 2:44)

La Resurrección

Creemos en la resurrecci√≥n de los muertos: justos e injustos. Los primeros son para bendici√≥n eterna y los √ļltimos para perdici√≥n eterna. Los que mueren en Cristo pasan inmediatamente a la presencia del Se√Īor, y sus cuerpos ser√°n levantados en el d√≠a de la resurrecci√≥n.¬†(Juan 5:28-29;¬†1 Corintios 15:51-52;¬†2 Corintios 5:1-8;¬†Filipenses 1:23;¬†Apocalipsis 20:11-15).

Los √Āngeles

Creemos en la existencia y personalidad de los seres angelicales: los √Āngeles no ca√≠dos y los ca√≠dos. Los √Āngeles no ca√≠dos sirven a Dios en el cumplimiento de sus prop√≥sitos. Los √Āngeles ca√≠dos, Satan√°s y sus demonios, se oponen a Dios. Fueron vencidos por Cristo en la cruz y tendr√°n su fin en el lago de fuego.¬†(Hebreos 1:7,¬†14;¬†Apocalipsis 12:9;¬†Colosenses 2:15;¬†Mateo 25:41).

La Iglesia

Creemos que Dios se revel√≥ progresivamente en la historia humana y ha estado formando un pueblo para s√≠. La iglesia local y universal se inici√≥ en el d√≠a de Pentecost√©s y representa el prop√≥sito especial de Dios durante la presente edad. La Iglesia es el cuerpo de Cristo, con √Čl como su cabeza, es su representaci√≥n f√≠sica en el mundo.¬†(1 Corintios 12:13;¬†Efesios 1:22-23; Hechos 1-5; 2:41; 11:15-16;¬†Mateo 28:19-20;¬†1 Corintios 11:23-25).